1.   Comparta momentos en familia. Destine tiempo de calidad con sus niños; por ejemplo desayune, juegue o lea con ellos diariamente.



2.   Asigne responsabilidades a sus hijos, de acuerdo a su edad. Enséñeles que tienen derechos pero también deberes.

3.   Enseñe y exija valores. Recuperar el respeto por los padres es fundamental. No se exceda en pedir favores que se conviertan en ruegos, hay momentos en los que hay que dar órdenes.

4.   Evite ser sobreprotector. Deles herramientas para que ellos sean capaces de resolver los problemas por si mismos. Enséñeles que las cosas se dan cómo resultado del esfuerzo y el trabajo.



5.   Asígneles tareas. Son más exitosos los niños que aprenden a cumplir resposabilidades desde pequeños acordes a su edad.



6.    El maltrato no es disciplina. Esfuércese por generar reglas y motivelos de manera positiva para que éstas se cumplan.



Compre menos artículos y regale más tiempo. Modere el exceso de juguetes y el uso de dispositivos como celulares, ya que estos no promueven la interacción social ni de familia.