logo-elespectador

Mientras varios legisladores buscan que el alcalde de Bogotá asista obligatoriamente a debates citados por el Congreso, a una invitación de Enrique Peñalosa a un desayuno de trabajo fueron apenas siete parlamentarios.

Los choques que se han presentado en las últimas semanas entre el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, y los congresistas de Bogotá, parecen no cesar por cuenta de las actuaciones de los legisladores.

Primero, ante la inasistencia de los alcaldes de Bogotá a debates de control político citados por el Congreso de la República, en las últimas horas fue radicado un proyecto de ley que establece la “obligatoriedad” de asistencia para el mandatario capitalino a citaciones del Congreso de la República.

Este proyecto, impulsado por el representante Efraín Torres, junto a otros congresistas de la ciudad, busca modificar la ley para que se pueda requerir la asistencia del Alcalde Mayor de Bogotá, como sucede con cualquier funcionario de la rama ejecutiva del poder público.

“Hoy la norma no es clara con respecto a la citación del Alcalde de Bogotá para debates de control político. El alcalde hace parte de la de la rama ejecutiva y por tanto tiene la obligación de asistir a las citaciones del Congreso de la República. La capital es la única ciudad que elige representantes y tiene una condición especial, por tanto una citación para debatir temas globales de la ciudad deben ser tomadas con seriedad”, sostuvo.

El proyecto establece sanciones disciplinarias tangibles a título de falta gravísima. “La inasistencia del alcalde Peñalosa se debe a una interpretación de la Corte Constitucional, que no está vinculada al ordenamiento jurídico y deja en el limbo la situación. Por eso dejamos establecido en esta reforma que ante las inasistencias injustificadas a debates de control político, la Procuraduría podría pasar a sancionar hasta con 20 años”, dijo Torres.

Y pese a que Peñalosa trató de zanjar sus diferencias con la bancada de parlamentarios de Bogotá, todo indica que le devolvieron el ‘desplante’ que ha hecho en varias citaciones al Capitolio Nacional. A un desayuno de trabajo que convocó el mandatario bogotano sólo asistieron siete legisladores.

Los liberales Olga Lucía Velásquez, Andrés Villamizar y Clara Rojas; la verde Angélica Lozano, el representante de La U Carlos Correa; y los uribistas Tatiana Cabello y Esperanza Pinzón decidieron acudir a la cita. Los demás congresistas de la ciudad se ausentaron sin que de momento se conozca la razón y el motivo. ¿Seguirá la pelea?